martes, 10 de agosto de 2010

La puerta sin puerta

Mientras creamos que existe un ego, ya sea para mejorarlo o eliminarlo, y mientras mas nos dediquemos a esa tarea me mejorarlo o eliminarlo, más estaremos perpetuando la ilusión de su existencia.

La iluminación solo puede aparecer como una meta que hay que alcanzar mientras exista la ilusión de una entidad separada o ego. En el zen, se la ha llamado la puerta sin puerta. Cuando uno pasa por ella y mira hacia atrás, queda claro que nunca hubo puerta ni tampoco nadie que pasara por ella.

Leo Hartong
Despertar a la Verdad

No hay comentarios:

Publicar un comentario