miércoles, 15 de septiembre de 2010

U G Krishnamurti - La mística de la iluminación

...Entonces todos los agentes externos se terminan - ese es un punto muy difícil de alcanzar - "¡Todos los agentes externos se han terminado para mí!" No va a escuchar a nadie, no importa cuán sagrado pudiera ser. Podría ser el Dios de Dioses, podría decir "¡He venido a liberar a toda la humanidad!" pero usted no va allí, ¿entiende? (Si va solo para satisfacer su curiosidad, eso es otra cosa.) No busca nada de ninguna fuente externa. Así que vuelve a usted, y realmente no sabe. Quiere descubrir. Se hace la pregunta una y otra vez - está estancando con eso. "¿Cómo puedo comprender esto?" Cuando ha terminado con todas las respuestas del exterior y ninguna respuesta viene del interior, ¿qué le pasa a la pregunta? La pregunta no puede permanecer; se disuelve sola. La ionización del pensamiento tiene lugar porque no puede escapar, y eso es energía, eso es vida.

Lo que los hace infelices es la búsqueda de algo que no existe. La felicidad no existe en absoluto. Igualmente, no existe la iluminación. Podrán decir que todos los maestros y todos los santos y salvadores de humanidad han estado asegurando por siglos y siglos que la iluminación existe y que ellos fueron iluminados. ¡Pónganlos a todos en una gran bolsa y tírenlos al río! A mí no me importa. Darse cuenta de que no hay iluminación es la iluminación. (Risas)
El pensamiento no se detiene. Los pensamientos estarán siempre allí, porque el pensamiento y la vida no son dos cosas diferentes. No imaginen que estarán libres del pensamiento; los pensamientos pueden estar allí o no, pero uno no se identifica con los pensamientos en absoluto - no hay nada aquí que pueda identificarse con algún movimiento del pensar en particular. Ellos pueden estar aquí o puede que no estén - estarán aquí porque la vida y el pensamiento no son dos cosas diferentes - no pueden hacer nada al respecto. Cuando uno ve que este instrumento no es el instrumento adecuado para entender nada, entonces de alguna forma se vuelve lento y cae en su propio y natural ritmo, entonces no se vuelve un problema o una atadura para uno.

Ustedes no van a lograrlo de ninguna manera, porque no hay nada que lograr, nada que alcanzar. Esto es lo que he estado tratando de comunicarles a aquellos que vienen a verme y se preocupan en escucharme: En tanto quieran obtener o alcanzar algo, o quieran ser hombres iluminados, no serán hombres iluminados. La Iluminación es abandonar todo este asunto de querer ser un iluminado - eso es Iluminación. No quiero usar esa palabra.

U G Krishnamurti - La mística de la iluminación

1 comentario: